Hacerlo bien, como en los viejos tiempos.

Ese es nuestro objetivo, desde siempre. Construir máquinas que lo ayuden.
Y que lo hagan como lo haría un buen artesano: con sus manos.

Una empresa artesanal que trabaja al lado de quienes diariamente se esfuerzan por ofrecer a su clientes calidad, sabor y autenticidad. Ésta es la empresa Domino, una realidad fundada en Schio (VI) en 2002 y especializada en la producción y distribución de máquina para panaderías, pizzerías, pastelerías y restaurantes. Desde las históricas amasadoras de espiral a las batidoras, desde la última amasadora de brazos de inmersión a las formadoras, pasando por las refinadoras y las batidoras de banco,

Domino ofrece máquinas sólidas y fiables, una válida ayuda para que los profesionales alcancen sus objetivos por lo que se refiere a cantidad y calidad del producto. Y para los productores que miran al futuro, Domino ha puesto a punto un nuevo sistema tecnológico para elaborar la levadura madre de forma líquida: un paso hacia delante en el mundo de los productos de horno para garantizar productos siempre uniformes, fragantes y sanos.

Lìnea amasadoras

Una línea constituida por tres grandes familias de amasadoras: batidoras planetarias, para pastelería y gastronomía; amasadoras de brazos verticales, para panaderías, pastelerías y pizzerías; y amasadoras de espiral, principalmente para panaderías y pizzerías.

Conozca nuestros productos… 

Lìnea Pan

Dedicada al panadero que, después de la masa, debe pensar en las fases sucesivas: tres grandes familias de divisoras, una gama de formadoraspara pan enrollado y una familia de cortadorasmanuales para pan.

Conozca nuestros productos… 

Mixers Line

Para los reposteros y restauradores más exigentes: las laminadoras manuales, para casi todos los tipos de masa, y las refinadoras, indispensables para numerosos productos de pastelería.

Conozca nuestros productos… 

Zhecho en casa.
De la A a la Z.

DOMINO proyecta y produce. Una gran ventaja de DOMINO con respecto a otras empresas, que simplemente compran y revenden.
La producción propia nos permite conocer la calidad de lo que vendemos y ofrecer un producto competitivo desde el punto de vista económico.